LOS REGISTROS AKÁSHICOS Y LOS PUNTOS DE GRACIA

Los Registros Akáshicos, también llamados Libro de la Vida, contienen toda la información de nuestros ancestros o antepasados, de todas las décadas de la existencia y de la esencia de uno mismo. Los RA contienen el conocimiento del pasado y el presente del viaje del Alma desde su inicio, así como todas las posibilidades de su desenvolvimiento futuro. Son energía sutil y de Amor Incondicional que siempre está dispuesta a ser reclamada de una manera sencilla, como debe ser todo en esta vida, “sencillo”, y deseando de un modo humilde que se recuerde, se expanda e ilumine a quien tiene que iluminar, ya que su luz, su sabiduría y su magnetismo liberan- limpian- abren- calman y hacen recordar quien realmente somos. 

Los Registros Akáshicos “RA” son un método de Canalizar información, de responder y resolver cualquier pregunta, y siempre desde la esencia de la persona, con una actitud de apertura, confianza y unión. Desde ese “plano, dimensión o consciencia acrecentada”, sucede un reajuste, donde se pueden ver patrones o bloqueos que impiden el crecimiento de uno mismo, los cuales a veces nos producen cierto desasosiego, miedo, inseguridad, frustración, etc.; por eso es interesante darse cuenta de qué es lo que produce esos patrones o creencias limitantes, y profundizar en ellos, para que desde un aspecto de aceptación y un nuevo enfoque de ese mirar, se integren y dejen paso a las virtudes que se esconden en sus sombras. 

Por ello, y para adentrarnos en nosotros mismos y en nuestra evolución, hablaremos de los Puntos de Gracia, que se ofrecen a través de los RA.

¿Qué es la Gracia?

 

La Gracia es la voluntad de Dios/Espíritu/La Fuente de liberarnos de todo lo que estemos dispuestos a entregarle; la Gracia es Amor puro que es dado para regenerar y fortalecer a los seres humanos y a nuestro organismo. Todos tenemos la capacidad de abrirnos y pedir que la Gracia descienda sobre nosotros. Lo único que tenemos que hacer es pedirla y estar dispuestos a recibirla con Gratitud. La Gracia se extiende a todos los Seres Humanos de la Tierra y está presente todo el tiempo. Depende de un individuo si acepta o no recibir los dones y todas las bendiciones de la Gracia. 

“Los Puntos de Gracia” son usados para que te ayuden a abrirte a esta hermosa e incondicional energía, y son una acción física realizada para estimular el movimiento energético en todos los niveles de la persona (físico, emocional, mental, espiritual, consciente, inconsciente y genético), para que puedas regresar a un lugar de Paz y alineamiento contigo mismo y con la conexión Cielo-Tierra.

¿Dónde se encuentran?

Los puntos de gracia están localizados en la palma de la mano. *(Imagen de la mano-foto).

 

 Punto 1 – Punto de Gracia Principal: este punto trabaja liberando emociones y/o pensamientos actuales. Libera cualquier asunto, creencia, opinión, emoción y resistencia. Integra nuevas introspecciones, creando puntos de referencia positivos.

Punto 2- Punto de Liberación del Cuerpo: trabaja liberando dolores o tensiones de nuestro cuerpo físico. Libera energía inmóvil, estancada (problemas, juicios, creencias…), incluso energía retenida en el ámbito de la memoria celular.

Punto 3 – Punto de linaje Genético o Ancestral: trabaja con emociones y/o pensamientos provenientes del pasado, de esta u otras vidas, y con aquellos patrones de nuestro linaje familiar o álmico.

Punto 4 – Punto para patrones ajenos o colectivos: trabaja ayudándonos a limpiar emociones y/o pensamientos que no nos pertenecen, pero que están en nuestro entorno. Trabaja tanto entidades como pensamientos-forma externos a nosotros mismos.

Cómo utilizar los Puntos de Gracia:

1º Hacer varias respiraciones profundas, relajar cualquier tensión a nivel físico.

2º Pedir la conexión, y de una manera consciente, el acceso a la Gracia Divina; visualizar como desciende pasando a través de nosotros.

3º Tocar el punto de gracia que se desee trabajar.

4º Estar el tiempo que uno sienta que necesita, ya sean 5 minutos como media hora.

5º Finalizar con una respiración profunda.

Nota: los puntos de gracia siempre se efectúan en la palma de la mano; se realiza una ligera presión con el pulgar de la otra mano, de una forma continuada, para que se establezca la conexión y su correspondiente activación; son como una especie de Mudra. Puede ser tanto en la derecha como en la izquierda, pero es recomendable que cuando se elija una de ellas, siempre que se vaya a trabajar con cualquiera de los puntos, se haga en la misma que ya se ha elegido previamente.

Usar los puntos de gracia de una forma continuada, con una respiración consciente y pensando en algún patrón concreto a trabajar, producirá una liberación y un darse cuenta del proceso en el que uno se encuentra en esos momentos.

Utilizando la Gracia, re-direccionamos nuestra mente-ego-emociones hacia un estado de Paz cada vez mayor. Esto nos da más Libertad para elegir conscientemente y poder co-crear nuestro propio camino. Ese estado de Paz es fundamental en estos tiempos del día a día, donde muchas veces nos vemos arrollados por la vorágine de la sociedad, donde la inconsciencia resurge y nuestro eje se tambalea en ese tumultuoso remolino que nos maneja, manipula y ahoga.

“Ahora es momento de entrar en nosotros mismos y confiar en nuestras posibilidades, hablando desde el corazón; es momento de apertura, de cambios, de saber que somos Luz, por lo tanto, lo único que tenemos que hacer es volver a recordar.”